jueves, 15 de junio de 2017

Terminadas las tareas de limpieza de la zona quemada en la Muntanya del Comú


Ya han terminado los trabajos de limpieza y desbroce de la zona de la Muntanya del Comú que ardió en un incendio intencionado, en agosto del año pasado. Estos trabajos se han desarrollado mediante el plan ocupacional Calafell Crea, que ha dado trabajo a cuatro auxiliares forestales y un capataz.

Esta brigada ha seguido trabajando en la limpieza de los contrafuertes y, en particular, en la apertura de una franja de protección contra los incendios en el perímetro de la urbanización Bellamar.

Los trabajos de desbroce han sido realizadas por la Fundación Santa Teresa. Su director general, José Carlos Eiriz, explica que las tareas han consistido "en retirar todo el material quemado, pero dejando unas cuantas unidades para que no se dañe el ecosistema, sobre todo la fauna que anida en este lugar". También se ha buscado favorecer que la flora de la montaña pueda rebrotar y, de hecho, se ha podido comprobar como lo han hecho ejemplares de especies como el palmito o la lentiscos.

No habrá recalificación de zonas quemadas

El mismo día del incendio, hubo rumores de que era provocado y se iba a recalificar el terreno, cosa que se desmintió. Desde alcaldía el mensaje es éste: "Que nadie tenga la menor duda que aquí se urbanizará nada. El Monte del Común es un parque, un pulmón verde que será siempre esto ". Ferré ha añadido que "esta actuación deja clarísima la voluntad municipal de preservar este espacio y de recuperarlo. Ahora, la naturaleza tiene que hacer su curso, y que los árboles y las plantas broten y vuelvan a crecer para que el Comú vuelva a ser un gran pulmón verde ".