miércoles, 26 de julio de 2017

LA GENERALITAT Y LOS PEAJES EN EL BAIX PENEDES (O COMO MAREAR LA PERDIZ)

Lo de la generalitat con los peajes y la falta de respeto con las plataformas que llevan años pidiendo que levanten barreras entre los peajes de Cunit/Cubelles y el Vendrell, no tiene nombre. Se están choteando, así de claro.

La Coordinadora Calafell hace 4 años que se puso en marcha para buscar una solución tanto al problema de la elevada siniestralidad en la C31, como para reducir el volumen de tránsito de una vía urbana que soporta una media superior a los 21.000 vehículos diarios y un colapso casi cada día.

Con el tiempo, este movimiento vecinal fue recibiendo el apoyo de los partidos políticos en Calafell (excepto CIU) y también de otras plataformas como la Plataforma x la Mobilitat de Cubelles y la Plataforma x la Mobilitat VNG (Vilanova). Y siguió creciendo, con más grupos políticos y entidades de otras poblaciones (Cunit, Cubelles, Vilanova, El Vendrell).

Quincenalmente, se reúnen para diseñar estrategias, establecer diálogo, visitas al Parlament, y un largo etcétera de gestiones que, al final, la generalitat transforma en incumplimiento de promesas y en faltas de respeto a las peticiones vecinales cuando ni siquiera responden a lo que se les solicita oficialmente.

El año pasado hubo varios cortes de la C31, uno de ellos simultáneo en las salidas de autopista de Cunit/Cubelles y la de Calafell. Los vecinos se habían quejado de que si se protesta por la autopista, hay que cortar la autopista C32, no la C31 y así se hizo.

Hace tiempo, hará más de 3 años, se pidió a la generalitat que facilitara un estudio del coste de levantar barreras y, ante la insistencia, prometieron que se tendría listo el 24 de junio de este año. Obviamente, no ha llegado, no se sabe si por incompetencia o porque ellos tienen metida en la cabeza la implantación de la euroviñeta y aquí a pagar todos, "peti qui peti", solo por tener coche, aunque no se use la autopista.

Son varios los incumplimientos de Ricard Font y Josep Rull, que han venido al Baix Penedès a "vender" los beneficios de la euroviñeta pero, de lo que se les ha pedido anteriormente y de las propuestas que han recibido, la respuesta ha sido nula. En el vídeo explican muy bien qué es realmente la euroviñeta y la T-Mobilitat, que sólo servirá para consagrar para siempre las desigualdades entre comarcas y, una de las más afectadas, el Baix Penedès.

Así que se prepararon dos cortes de la autopista para este verano. El grupo de trabajo de asociaciones vecinales y partidos políticos elaboró una documentación muy completa que fue remitida a Trànsit, que depende de la generalitat. 

Bien, pues las plataformas se han sentido como Guitarrí y Guitarró, ejemplo de dos delegados catalanes en el ministerio de Fomento del siglo XIX (que Eduardo Mendoza retrató magníficamente en "La Ciudad de los Prodigios"), cuya paciencia llegó a superar a la del santo Job. Solo que aquí Madrid no pinta nada, es la propia generalitat la que ha agotado la paciencia de los vecinos y políticos. La generalitat se queja de que sigue enviando a guitarrins i guitarrons a Madrid, pero luego trata a sus vecinos de la misma manera.

La respuesta a los cortes propuestos ha sido: ni sí ni no, ni bien ni mal, sino todo lo contrario. Es decir, se alargaron en el tiempo con llamadas entre un departamento y otro, se les volvieron a enviar los escritos con la propuesta de corte, se atendieron todas sus llamadas y correos y al final, ayer lunes por la mañana llegó la confirmación de que sí, que el corte lo podían hacer tal como proponían, mediante una llamada de un responsable de Trànsit de Sant Boi de Llobregat, ciudad conocida en toda Catalunya como La Ciutat dels Bojos (aunque hoy es pionera en salud mental).

Y es que es de locos. Trànsit pasa la pelota a Seguretat Ciutadana, estos la devuelven a Trànsit. Por la mañana del lunes ya está la autorización dada, la coordinadora se reúne el mismo día por la tarde para ultimar los detalles de los cortes (piensen que asisten personas de distintas poblaciones, eso lleva tiempo y paciencia) y mientras están reunidos, llega un correo diciendo que deniegan el corte. 

Resultado: tras tanta tomadura de pelo, tras los incumplimientos y la nula colaboración del conseller y subalternos, tras innumerables visitas al Parlament, tras pedir un estudio que tampoco se ha recibido en la fecha prevista y tras el cachondeo con el último permiso para hacer el corte, han hecho una rueda de prensa. Es lo que provocan los políticos con su inacción. Para lo único que han corrido fue para cambiar la ley para que el "no vull pagar" no pudiera acogerse a lagunas legales, es decir, para que todo el mundo siguiera pagando peajes: el resultado del No Vull Pagar fue la casi práctica desaparición de trabajadores en las cabinas de peaje, proponer a los pocos que quedan con atribuciones de agentes de la autoridad, y la automatización de los peajes (¿cómo le dices a una máquina que no quieres pagar?). Para esto, sí corrieron. El "No Vull Pagar" se saldó con más de 100.000 denuncias y más de 350.000 euros en multas.

Hoy se ha ofrecido en la sala de plenos del ayuntamiento una rueda de prensa para explicar todo este choteo y la denegación a última hora de los permisos necesarios. El alcalde actual de Calafell, desde el primer momento está en la coordinadora, cuando estaba en la oposición y ahora siendo alcalde. Y hoy, alcalde, regidores, partidos políticos, plataformas y vecinos se han reunido para dar un rueda de prensa y explicar la vergonzosa actitud de la generalitat para con sus conciudadanos. 

Verán que hemos escrito con minúsculas "generalitat" y es que, es esta ocasión, lo único que merece una mayúscula, es la desastrosa actitud de "la gene".