lunes, 16 de abril de 2018

Así es el Centre Cívic y el Casal Jove que se va a hacer en el Port de Segur

El pasado 6 de abril ya explicamos AQUI las características de la biblioteca multifuncional del Port de Segur. 

El Centro Cívico ocupará una superficie de 1.000 metros cuadrados. La obra se hará a lo largo de este año, ya que está incluida en el presupuesto municipal de 2017. 

Estos nuevos equipamientos cívicos y culturales se crearán en los locales del Puerto que el Ayuntamiento adquirió hace algunos años y que aún no tenían uso. A lo largo del tiempo se han planteado algunos proyectos para darle utilidad, como un gimnasio o un spa, que no han llegado a fructificar. Ahora, el actual Ayuntamiento lleva adelante un uso social, que se completa con actividades deportivas y educativas, como la instalación de la base náutica de la escuela de vela y otras actividades marítimas.

Aquí pueden ver los planos y, más abajo, explicamos la polémica que han querido generar los del "Noatodo", unos sin haber hecho nada cuando tuvieron 4 años para hacerlo y otros porque no han sido capaces de aportar ideas.







En la leyenda de los planos pueden ver que el Centro Cívico y el Casal Jove estarán ubicados en la planta baja. Arriba estará la biblioteca. Estarán comunicados por escaleras interiores y ascensor para salvar cualquier barrera arquitectónica. Habrá aulas de formación (aularios), sala polivalente, despachos, servicios adaptados y almacenes.


Todos estos equipamientos implicarán un movimiento constante y diario de personas en el Puerto, que dará mucha vida a un espacio muy desaprovechado y, a veces, desértico. Esa ha sido la idea inicial unida a no hacer competencia a ningún negocio de los que hay en el puerto, al contrario, se ha buscado algo que genere movimiento y atraiga a los vecinos, lo cual dinamizará, de una vez, el puerto.

También pueden ver el Casal Jove, que ya preveía el Plà Local de Joventut, aprobado tiempo atrás. Se podrá trabajar con los jóvenes de manera más cercana. El gran crecimiento poblacional que ha vivido el municipio, y especialmente el núcleo de Segur, hace necesario un trabajo específico y exhaustivo en este sector de la población, que sufre problemas de integración social e incluso una cierta marginalidad.


****************************

Y ahora, un poquito de historia y de información sobre los locales que llevan años vacíos.

Durante el mandato de Jordi Sánchez (2007-2011), una de las apuestas que quedó pendiente fue la dinamización y revitalización del Puerto de Segur. Se compraron los locales del edificio central que aún estaban vacíos, para poder hacer un equipamiento de Talasoterapia y/o centro lúdico-deportivo-termal que hubiese conseguido dar un importante impulso al Puerto de Segur.

Hoy en día, como entonces, el puerto no es un espacio dinámico y atractivo, de actividad económica y social, excepto en los meses de verano. Por eso, el actual equipo de gobierno quiso apostar por una operación que diese la vuelta a la tortilla. Y, más, cuando en Segur Playa no se disponía de ni un metro cuadrado de equipamientos públicos. El Puerto, pues, era una de las últimas oportunidades que no podían dejar escapar. Con la compra de los locales se obtuvieron 1.479'50 metros cuadrados construidos para acondicionar y poder hacer equipamientos inmediatamente.

Una vez comprados los locales se hizo público el proyecto. En aquel entonces, la construcción incipiente de otro centro de características parecidas en el mismo municipio, el VilarencAqua, hizo frenar aquel proyecto. La dirección del nuevo complejo pidió al alcalde, Jordi Sánchez, que frenara el proyecto hasta que el VilarencAqua hubiera cogido el ritmo de crucero y tuviese ya los 3.000 abonados necesarios para poder ser rentable. El alcalde accedió a tal petición, pese a tener inversores interesados en tal proyecto. Era la segunda mitad del 2007 y empezaba a intuirse un ralentí económico, pero no la crisis que estamos sufriendo aún hoy. El VilarencAqua se inauguró a finales de 2009 y el calendario obligó a que la apuesta inicial se prorrogase para el presente mandato, puesto que se alcanzó la cifra de 3.000 abonados a escasos seis meses de las elecciones.

De entrada, a los que dicen que esos locales son una concesión, habrá que explicarles que el Ayuntamiento no ha "tirado" nada. El Ayuntamiento es propietario de una concesión a la que le quedan más de 25 años de vida, tiempo suficiente para realizar en esos locales cualquier tipo de equipamiento, que además puede prorrogarse 20 años más y, finalizado ese período, tiene un derecho preferencial (según la Llei de Ports de la Generalitat). 

No se puede comparar una concesión a un alquiler, que no tiene nada en común. Los que afirman esto, lo podrían haber preguntado a los negocios que hay en el puerto de Segur, todos ellos adquiridos por sus concesionarios de la misma forma. Fue CiU quién decidió el modelo de gestión de los locales, cuando ocupaba los cargos de Consejeros de la empresa mixta Port Segur, S.A.; CiU apostó por la venta directa. Por tanto, la empresa mixta gestionó, en todo el puerto, la venta de locales y no el alquiler. Por tanto, los concesionarios pagaban el precio de los locales al formalizar la operación, por asentimiento de CiU.

La adjudicación hecha por Olivella de la piscina municipal VilarencAqua, a cinco días de las elecciones municipales del 2003, descartó a una empresa que ofertó la construcción de una piscina mejor que la construida y la ejecución de otra en Segur. Además, la oferta de esa empresa era más ventajosa para los abonados, puesto que los precios eran inferiores a la empresa ganadora. Sin duda, era la mejor oferta. Olivella la descartó con una excusa procedimental en la presentación de la oferta. 

Al perder la alcaldía Olivella, la empresa que hizo tal oferta se dirigió al nuevo equipo de gobierno 2007 (PSC-ADMC-ERC) para hacer tal inversión. Se decidió seguir adelante con la adjudicación hecha por Olivella antes de las elecciones, para no retrasar la ejecución de un equipamiento tan demandado en Calafell como la piscina municipal. 

La apuesta del anterior gobierno, sobre el proyecto de Llei de Barris en Segur Playa contemplaba la construcción de un Centro Cívico que creara cohesión social y ofreciera los espacios necesarios para hacer frente a las problemáticas sociales del barrio. En esos locales podría construirse tal Centro Cívico, incluso por fases. Quedó en nada. 

Esta era la propuesta actual del actual equipo de gobierno y se lleva a cabo, por fín, este año.